Roscos de vino y anís

Los roscos de vino y anís son uno de esos postres que nos llevan acompañando toda la vida. En el café, en el desayuno, en la merienda, o simplemente como capricho después de comer, estas rosquillas forman parte de la vida y la repostería de Vera. Aunque es realmente en Navidad cuando los roscos de vino y anís son los reyes de la mesa junto a turrones, mazapanes y polvorones.

Hay varias recetas de roscos, como ocurre en toda las recetas tradicionales “cada maestrillo tiene su librillo”, aunque la mayoría se elaboran a base de harina, aceite de oliva virgen extra, azúcar, anís y vino dulce (moscatel, Pedro Ximénez…). También varían otros ingredientes como las especias o aromatizantes, algunos incluyen semilla de anís, otros licor… El sésamo tostado o la canela también son ingredientes opcionales.

Los roscos de vino y anís son un ejemplo más del legado que dejo la influencia andalusí en nuestras cocinas. Una mezcla de aromas, colores y sabores que son la delicia del paladar de los más golosos. Si te ha picado el gusanillo, ¡ven a Horno Martín!

Repostería típica de Vera en tu panadería de siempre

 

Fuente: Gastronomía y Cía, Ayuntamiento de Vera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*