Mitos sobre el pan: el pan engorda y la miga más

Todos conocemos a alguna persona que haciendo dieta nos ha dicho que no come pan porque “el pan engorda”. Este es uno de los mitos alimenticios más extendidos en la sociedad, pero en realidad el pan por sí mismo no engorda, al igual que ningún alimento tiene la capacidad de engordar o adelgazar, todo depende de con qué lo acompañamos y cuánto ejercicio hacemos al día.

El aumento de peso se produce cuando consumimos más calorías de la que nuestro organismo necesita. Es cierto que hay alimentos hipercalóricos que con su ingesta nos aportan mucha más energía de la que una persona necesita habitualmente, pero en este caso, el pan tampoco pertenece a este grupo ya que tiene un aporte calórico moderado y apenas contiene grasa.

Además, también es una falsa creencia que la miga del pan aporte más calorías que la corteza. La miga y la corteza son dos partes de un mismo alimento y contienen los mismos nutrientes, la diferencia es que la corteza se deshidrata con el horneado, mientras que la miga mantiene más cantidad de agua, de ahí su aspecto esponjoso. Por esta deshidratación y mayor concentración de nutrientes, con los mismos gramos, la corteza tiene más calorías que la miga.

De todas formas, se recomienda consumir entre 220 y 250 gramos de pan al día repartidos en raciones de 40-60 gramos. Incluso en las dietas de adelgazamiento, los endocrinos no aconsejan renunciar a una cantidad mínima de 100 gramos de pan al día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*