Las propiedades del pan de centeno

La harina de centeno es una de las más utilizadas en la panificación, después de la de trigo. El pan de centeno es de color oscuro con un sabor relativamente amargo y de textura esponjosa. En la antigüedad, el pan de centeno era considerado un pan de gente humilde, en cambio en los países del Norte de Europa siempre ha gozado de una gran popularidad.

Una de las mezclas más utilizadas es 80% harina panadera o de fuerza y 20% harina de centeno, esto permite conseguir panes de estructura alta y miga tierna, y además saborear el matiz que ofrece la harina de centeno. Además, es importante destacar que cuenta con una gran cantidad de propiedades beneficiosas entre las que destacan: su riqueza en fibra, ácido fólico y vitamina B.

El alto contenido de fibra dietética que posee el pan de centeno, lo convierte en un complemento nutritivo en las dietas ricas en fibra donde se quiere combatir el estreñimiento, favoreciendo el tránsito intestinal. Además, la harina de centeno posee menos proteínas y por lo tanto afecta en menor medida a los celiacos, no obstante es desaconsejable su ingesta (igualmente contiene gluten, aunque poco). También es muy recomendable para los diabéticos, ya que retrasa la absorción de los azúcares en el intestino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*