La regaña’, un placer típico andaluz

La regañá es una especie de torta dura y muy fina de pan, típica de Andalucía.  Las costumbres varían según la familia, pero no es raro encontrar hogares en los que no suelen comprar pan para comer ya que tienen el hábito de comer regañás. Su textura es similar a la del pico o colín, y se suele servir como acompañante ideal de cualquier tapa o aperitivo.

Es un pan tan versátil que la regañá puede degustarse tanto sola, como base de un plato innovador o como complemento de manjares de la tierra como chacinas, quesos o jamón, con los que funciona especialmente bien para resaltar sus sabores.

Existen de varios formatos y sabores: con ajonjolí, con pipas, artesanas, etc. suelen fabricarse por los panaderos y venderse en las panaderías, existen máquinas específicas para fabricarlas. Además, su consumo contribuye al equilibrio nutricional que caracteriza a la dieta mediterránea, tanto si te las tomas en una comida como para picar a cualquier hora del día, son un alimento perfecto por su bajo aporte calórico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*