La historia del pan

A diario consumimos pan, pero muy poco sabemos de su historia. Hoy queremos dar unas breves pinceladas acerca de la historia de este producto imprescindible en nuestra dieta y en nuestra dieta.

La invención del pan fermentado comienza en el Antiguo Egipto, donde ya se comenzaron a elaborar unas tortitas a base de mijo y de cebada cocidas sobre piedras calientes. Pero como otros muchos descubrimientos de la historia, la fermentación fue descubierta por azar al comprobar que un trozo de masa que se había vuelto agrio.

Los griegos fueron los primeros en cocer el pan dentro de pequeños hornos. Colocaban la masa de los panecillo de trigo sobre una parrilla o sartén, y los introducían en hornos caseros, hechos con ladrillos y barro.

Con los romanos, la cultura del pan se extendió por toda Europa. Aunque en Hispania (España) ya se conocía gracias a los celtíberos, los cuales ya amasaban y panificaban el trigo. Fueron también los romanos los que introdujeron la diferencia cultural entre el pan blanco y el pan moreno, el pan de harina blanca era más valorado que el pan moreno, que lo comían pobres y esclavos, y que adquiría el nombre de: panis plebeius.

En la Galia (sí donde vivían los famosos Asterix y Obelix), cuando amasaban el pan incorporaban cervoise (una especie de cerveza ), y gracias a ella, obtenían un pan fermentado que gozaba de una gran fama y reputación.

Pero no fue hasta la Edad Media cuando la profesión de panadero se desarrolló y consolidó como gremio. Gracias a la profesionalización, los panes empezaron a ser extraordinariamente variados y mejoraron en calidad, aunque no dejaban de ser panes muy bastos. En España, especialmente en la zona mediterránea, existen gremios de panaderos desde hace más de 750 años. En el año 1200 consta la existencia escrita del gremio de panaderos de Barcelona.

Fue ya en el siglo XVII cuando apareció un nuevo modo de fermentación con leche, sal y levadura de cerveza, así se empezaron a elaborar otros panes más delicados y enmolados. La revolución industrial y agrícola permite que se mejore el proceso de producción, el pan baje su precio y se haga tan popular como hoy en día. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*