¿Es bueno consumir panes precocidos o congelados?

Cada vez es más difícil encontrar panaderías que siguen elaborando el pan como antaño: de madrugada, en horno de leña, y con la única ayuda de la masa madre de cada panadería. Lo cierto es que en los últimos años el consumo de panes precocidos o congelados ha aumentado mucho. En la actualidad, según cifras de la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (Ceopán), más del 20% del total elaborado en España es precocinado o congelado.

A muchas personas se les plantea el siguiente interrogante: ¿Es bueno consumir panes precocidos o congelados? Lo cierto es que es bueno consumir pan, independientemente del proceso de producción. El pan precocido tiene prácticamente los mismos ingredientes que el pan tradicional, se utiliza una harina más fuerte, requiere más agua y se añade ácido ascórbico como aditivo para soportar mejor la posterior congelación. Se elabora siguiendo las técnicas tradicionales de producción, pero antes de finalizar su cocción se saca del horno, se enfría rápidamente y se ultracongela.

Aunque a priori no se alteren sus cualidades ni sus ingredientes, en Horno Martín somos defensores del pan de toda la vida, ese pan cuyo sabor y textura permanece siempre en el recuerdo y que nos proporciona momentos de felicidad al trasladarnos directamente a nuestra infancia.

 

Fuentes: Consumer-Eroski y Pan de cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*