El pan en la cocina mediterránea

El pan en la cocina mediterránea es un ingrediente indispensable en muchos platos, y especialmente de Andalucía. Platos tan típicos de esta época del año como el salmorejo y el gazpacho están elaborados con una base de pan, verduras (principalmente tomate), aceite de oliva y ajo. El resultado es una crema o sopa fría (según la textura) que resulta ligera, nutritiva y refrescante al paladar.

El salmorejo y el gazpacho son de los platos más típicos de Andalucía. Su historia se remonta a las sopas de pan del Mediterráneo, de ahí las múltiples variantes según cada pueblo o casa. Ambas cremas son símbolo de la tradición gastronómica, y se ha convertido en un plato indispensable para toda aquella persona que visita Andalucía.

Para obtener un buen salmorejo o un buen gazpacho se tiene que hacer con ingredientes de alta calidad, ya que todo el sabor dependerá de elegir un buen tomate, de utilizar un aceite de oliva virgen extra y un pan de leña en el que se note todo el sabor de nuestra tierra.

Con estas altas temperaturas… ¡Qué mejor que un buen gazpachito para resfrescarnos!

Una reflexión sobre “El pan en la cocina mediterránea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*