El desayuno ¿dulce o salado?

El desayuno es la comida más importante del día, según los expertos nutricionistas debe aportarnos un 20% de la ingesta calórica del día. Una propuesta de desayuno completo podría ser: un lácteo (leche, yogur, queso fresco), cereales o pan (mejor integrales si tenemos problemas digestivos), fruta (mejor entera que en zumo porque tiene más fibra y es más saciante) y algún alimento más proteínico como un embutido bajo en grasa (fiambre de pollo o pavo). Pero esto puede tener múltiples variantes según la dieta de cada uno: sustituir el café por el té, cambiar el pan por galletas, incluir algún dulce, etc.

La pereza, el estrés, las prisas o la falta de apetito son algunas de las razones que llevan a muchas personas a no dedicarle tiempo al desayuno. Sin embargo, saltarse el desayuno es un reflejo de los desórdenes alimenticios que puede tener esa persona en su dieta y está relacionado con el sobrepeso.

Sin embargo, ya seas más de dulce o de salado, desde el Horno de Martín te recomendamos que hagas un desayuno rico y equilibrado con fruta, cereales y proteínas. En nuestra panadería puedes encontrar toda la variedad de galletas, magdalenas, mantecados, panes, etc. para poder complementar tu desayuno a tu gusto.

 

Una reflexión sobre “El desayuno ¿dulce o salado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*